Revista de literatura, arte y pensamiento sobre ciudades pequeñas, tango y abstracción

Inmuebles en venta

Pilar Campos Gallego

 

Padre, Madre e Hija.

Sobremesa. Mesa aún puesta.

El Padre prepara sobre un libro unas rayas de cocaína. Esnifa una raya.

A la Hija se le cae un vaso al suelo.

 

Hija: Vaya.

Nadie recoge el vaso.

Padre: ¿En qué estás pensando?

Madre: Siempre pensando.

Padre: Es hora de hacer algo.

El padre pasa el libro a la madre y ésta se mete una raya de coca.

Madre: Lejos de aquí.

Hija: ¿Decís algo?

Madre: Nos vendrá bien a todos. Un cambio. Los demás y nosotros. Nosotros y los demás.

Hija: Tengo ganas de salir a la calle.

Padre: Sí. El trato con los demás nos ayudará a conocernos.

La madre pasa el libro a la hija y ésta se mete una raya.

Madre: Entonces ¿cuándo?

Hija: Cuándo qué.

Padre: Cuanto antes.

Hija: ¿Quién?

Padre: Un tiempo largo, muy largo.

Hija: Me aburrís.

La hija se mete una última raya y pasa el libro al padre.

Madre: Te estás poniendo muy gordo.

Hija: Yo sigo con ganas de salir

Padre: Tienes razón. Esta familia ya no se divierte.

Madre: Ayudar a los demás puede ser divertido... ¿No?

Silencio.

Padre: ¿Otra?

 



 

Madre, Hija y Padre.

Sobremesa. Mesa aún puesta.

La Hija prepara sobre un libro unas rayas de cocaína. Esnifa una raya.

A la Madre se le cae un vaso al suelo.

 

Madre: Vaya.

Nadie recoge el vaso.

Padre: Un poco de música.

Hija: Me distrae.

Madre: ¿Qué tal Mozambique?

La Hija pasa el libro al padre y éste se mete una raya de coca.

Madre: Temperatura media anual 40º. Tasa de mortalidad, alta. Enfermedades más comunes…

Padre: Muy emocionante.

El padre pasa el libro a la madre y ésta se mete una raya de coca.

Madre. Un problema…

Hija: ¿Hay SIDA?

Madre: No. Hay agua potable.

Padre: Entonces, no sé si… ¿Tú qué dices?

Hija: Hoy he salido a la calle.

Madre: ¿Ah sí?

Padre: A nuestra hija le gusta el peligro.

Madre: A nuestra hija le gusta ayudar.

Padre: Brindemos.

Madre: Brindemos por nuestra hija.

La Madre se mete una última raya y pasa el libro a la Hija.

Padre: Eso, brindemos. Brindar también es divertido.

Hija: Hoy he salido a la calle y he visto cómo alguien pegaba a un niño.

Padre: Emocionante.

Madre: Y ¿tú que has hecho?

Silencio.

Hija: ¿Otra?

 



 

Hija, Padre y Madre.

Sobremesa. Mesa aún puesta.

La Madre prepara sobre un libro unas rayas de cocaína. Esnifa una raya.

El Padre sostiene un vaso en la mano.

 

Madre: Unas botas de montaña.

Padre: Un repeledor de insectos.

Madre: Crema protectora.

Padre: Vitaminas.

La Madre pasa el libro a la Hija y ésta se mete una raya de coca.

Madre: Un gorro.

Padre: Mejor dos.

Madre: Ropa de lino.

Padre: Una linterna.

Hija: Hoy he vuelto a salir a la calle.

Madre: Una navaja multiusos.

Padre: Un botiquín de primeros auxilios.

Madre: Mucha muda.

Padre: Cerillas.

Madre: Gafas de sol.

Hija: He vuelto a encontrarme con el niño.

La Hija pasa el libro al padre y éste se mete una raya de coca.

Padre: Toallas.

Madre: Un manual de regadío.

Padre: Bolígrafos.

Madre: Pilas

Padre: Cepillo de dientes.

Hija: Le han vuelto a pegar. Delante de mí.

Madre: Un libro.

Hija: Al niño.

Padre: Demasiadas cosas.

El padre se mete una última raya y pasa el libro a la madre.

Madre: ¿Y un chubasquero?

Hija: Y me he dicho que basta, que ya está bien. Que nunca más.

Madre: Mejor, no.

Hija: La próxima vez le voy a defender.

Madre: ¿Y tú, hija, has pensado qué vas a llevar?

Hija: Lo que pasa es que a nadie le preocupa.

Padre: La maleta que sea pequeña.

Hija: Pero a mí sí me preocupa.

Padre: La vida en estado puro.

La hija se levanta.

¡La vida en todo su apogeo!

Madre: ¿A dónde vas?

Hija: A la calle.

Padre: ¿A dónde vas?

La Hija sale.

Al padre se le cae el vaso.

Padre: Vaya.

Nadie recoge el vaso.

Silencio.

Madre: ¿Otra?

julio 2006 nº 3

eladelantadodeindiana@gmail.com