entry picture

Revista de literatura, arte y pensamiento sobre ciudades pequeñas, espacios plegables y ríos escondidos.

Alonso, mozo de muchos amos
Francisco Otero

Noni Lazaga
Noni Lazaga
s/t 2. serie b.u.r.k.a.s. Detalle.  Lino. 200 x50 cm

La edición  princeps de la novela picaresca  Alonso, mozo de muchos amos de Jerónimo de Alcalá Yañez se publicó en Madrid  en el año 1624. Al año siguiente salió una segunda edición en Barcelona, y en 1626 se publicó la segunda parte de la novela en la imprenta de Jerónimo Morillo en Valladolid.
Recientemente ha aparecido la última edición de la novela picaresca del médico Jerónimo de Alcalá, nacido en Murcia en  1571 y vecino de Segovia desde 1599 hasta  su muerte en 1632. Su autor es Miguel Donoso Rodríguez . ( 1 )



La recepción de la obra de Alcalá ha corrido diferente suerte desde su publicación en las postrimerías del género  picaresco  hasta nuestros días-En 1788 se volvió a publicar en Madrid con el título  de  El donado hablador, Vida y aventuras de Alonso, mozo de muchos amos.En el siglo XIX se publicaron  seis nuevas ediciones. La  Revista Ibero-americana de Ciencias Eclesiásticas publicó por entregas la primera parte de la novela en 1901-02. Hasta 1943 no  se volvió a editar, esta vez  en la editorial Aguilar en su Antología de la  novela picaresca española, al cuidado de Ángel Valbuena Prat, que se reimprimió hasta seis veces y en 1980 apareció en el sello editorial S.A. de Promoción de y Ediciones, Madrid.  La penúltima edición fue la preparada por F. Sevilla Arroyo para la editorial Castalia en 2001.
Para Alcalá predicar y escribir no sólo son compatibles, sino que tienen el mismo objeto. En la novela se acoge al modelo de Mateo Alemán en su  Guzmán de Alfarache y lo refuerza siguiendo el modelo de El coloquio de los perros. Son notables las afinidades  de Alcalá y Alemán : procedencia de familia de conversos, estudiantes de medicina y autores de novelas picarescas y de obras religiosas.
Alonso, mozo de muchos amos, que en 1788 adoptó el título de El donado hablador, Vida y aventuras de Alonso , mozo de muchos amos, se  acoge a la formula dialogada y se sirve de cuentecillos, ejemplos y proverbios. En la parte I Alonso cuenta su vida al padre vicario de un monasterio, su confidente y bienhechor.
En la parte II, dirigida al doctor don Agustín Daza, deán y canónigo  de la catedral de Segovia, Alonso, retirado como ermitaño para cumplir una promesa, prosigue la narración de su vida al cura de San Zoles. Tanto el vicario como el  cura cumplen la función de ser meros depositarios de las confidencias de Alonso, actuando este como Berganza y aquellos como Cipión.

Casa de Jeronimo de Alcala
Casa de Jerónimo de Alcalá

A diferencia del resto de los protagonistas  de la  mayoría de  las novelas picarescas los padres de Alonso eran honrados, lo que le emparenta con Marcos de Obregón. El pícaro, en las demás obras,  se presenta  para M. Molho como “ una nobleza al revés, hidalguía negativa, fundamentadas en  una ascendencia de ladrones, estafadores, judíos y prostitutas “.. Justina declara que “el buen pícaro  halo de ser por herencia “.
Tanto Alonso como Marcos narran sus vidas en primera persona, pero sucede que con frecuencia cuentan lo que les acontece a otros. Como señala F. Sevilla Arroyo “ el punto de vista se triplica a base de su condición parlera : como amonestador de sus amos cuando protagonista, como glosador de sus peripecias cuando narrador y como ampliador de una y otras cuando conversador “..
Los pícaros mantienen una profunda hipocresía en su conducta y relación con la Iglesia, clérigos y conventos y  sin embargo  Alonso conserva una devoción sincera por la religión que le lleva a tomar la decisión de terminar su vida como ermitaño.
A lo largo de la obra Alcalá despliega una rica variedad de temas : los abusos de la milicia y la rapacidad de los soldados, la inobservancia de los clérigos ,los abusos de los jueces y los desmanes de los  letrados, las penalidades de los comediantes, las desventuras de los gitanos, los desafueros de los males profesionales y las penalidades del cautiverio.
En el capítulo VI de la parte II Segovia es calificada como “verdadera  madre de forasteros “. Alonso cuenta con mucho detalle la vida y labor de los perailes : su trabajo penoso que empezaba con la luz del amanecer hasta las siete , que  era la hora del almuerzo, tras el cual volvían los operarios al trabajo hasta el mediodía, en que paraban para ir a comer a sus casas. A la una comenzaba otra vez la labor hasta el anochecer. Es muy valiosa y rica la información sobre la industria textil y la fabricación de paños en Segovia hacia el año 1625.
La edición de Miguel Donoso destaca por ser la primera edición crítica y anotada tras un minucioso cotejo de las ediciones príncipes con el resto de ediciones y por presentar un texto fiable y anotado convenientemente. Es notable su trabajo de anotación filológica, de la que sale airoso a pesar  de la dificultad que encierra la naturaleza erudita y miscelánea de la obra.

 

(1) Dr. Jerónimo de Alcalá. Alonso , mozo de muchos amos. (primera y segunda parte).Estudio,edición y notas de Miguel Donoso Rodríguez. Universidad de Navarra-Iberoamericana, 2005. 753 páginas.

 

Diciembre 2009 nº 9

eladelantadodeindiana@gmail.com